¿CÓMO PREPARAR EL EIR?

Los apuntes

Debemos considerar los apuntes como un factor determinante  dentro del proceso de aprendizaje y no como una simple tarea. Los apuntes en sí no son un ejercicio de resumen de la clase impartida o de la exposición de la materia explicada en clase.

Es fundamental repasar incluso complementar los apuntes o notas de clase tras finalizarla o a lo sumo al final del día. Este ejercicio de repaso aumentará considerablemente el porcentaje de conocimiento adquirido y afianzará los conceptos explicados. No hacerlo facilitará el olvido de aquello que aparentemente hemos comprendido y entendido durante la clase, además, con el paso de las horas la información y la mayoría de los datos explicados se desvanecerán y posiblemente se perderán para siempre.

Este proceso de aprendizaje-olvido está íntimamente relacionado con la memoria y cómo se procesa la información en nuestro cerebro.

Cuando tomamos apuntes en clase estamos atentos a las explicaciones, nos permite cribar la información en función del nivel de conocimientos que poseemos sobre la materia impartida, nos facilita seguir el hilo de la explicación y evita distracciones. La clase transcurre de forma más amena, se tiene una actitud más participativa y nuestro cerebro desconecta del mundo exterior centrando toda la atención en las explicaciones del profesorado.

En resumen, la clase será más productiva al contrario que si nos limitamos a escuchar con los brazos cruzados.

Ventajas de tomar apuntes en clase
Tomar apuntes, ¿para qué?

¿Para qué se estudia?

Estudiar significa adquirir información. Si no comprendes lo que estudias, por mucho tiempo que le dediques, difícilmente lo entenderás, a no ser que alguien te ayude, pero, aun así, siempre dependerás de esa persona, la única salida que te queda es memorizarlo.

Si el profesor guía los actos del estudiante, si estudiar significa memorizar conceptos sin entenderlos, si estudiar significa repetir conceptos hasta sabérselos de memoria, mejor no estudiar. Estudiar será perder el tiempo.

Y ¿aprender?

Recuerda siempre: Nadie puede enseñar nada a nadie. Uno aprende por sí mismo. El aprendizaje es un proceso con unas fases perfectamente definidas. Si no se cumplen estas fases el proceso de aprendizaje no se realizará correctamente y como consecuencia la información que se pretende aprender no quedará afianzada. Quedarán lagunas, espacios en blanco que irán mermando con el tiempo la poca información que se haya retenido. Aprender exige “hacer algo”. Supone esfuerzo, compromiso, actitud, valentía. Aprender supone autoestima.

Muchos alumnos consideran que tomar apuntes es una pérdida de tiempo y que si escriben no pueden atender las explicaciones del profesor. Otros alumnos argumentan que las explicaciones de los profesores ya están en los temarios.

La realidad es que los alumnos que toman notas o apuntes durante las clases son capaces de retener mucha más información a corto y largo plazo que quienes tan solo escuchan y tienen una actitud pasiva en clase.

Como tomar apuntes

Puede que el principal escollo a la hora de tomar apuntes sea nuestra falta de hábito, pero la buena noticia es que este hábito se adquiere, tan solo requiere voluntad y un poco de práctica por nuestra parte. La práctica repetida y el convencimiento de la gran utilidad de tomar apuntes pronto darán resultados óptimos.

Claves para tomar apuntes de forma eficiente

Los apuntes de clase deben revisarse tras la finalización de esta o en todo caso el mismo día de tomarlos. Si no lo haces de este modo, perderás información retenida durante la clase, aparece lo que denominamos “la curva del olvido”.

Durante esta revisión, puedes corregir algún error detectado o ampliar contenidos.

Como preparar el EIR de Enfermeria - Curva de Olvido
Clasifica los apuntes

Los apuntes se pueden tomar en folios o en una libreta, eso sí, siempre en papel tamaño A4. Este tamaño facilita tanto la toma de notas y apuntes como las posteriores revisiones.

Nosotros aconsejamos el uso de libreta porque de este modo todo el material queda recogido y archivado tal cual se van sucediendo las clases, pero es algo muy personal también. Solo es necesario se organizado y no traspapelar los apuntes. Otra opción es utilizar folios e ir organizándolos en carpetas de anillas. Este método permitirá en un futuro ampliar los apuntes con nuevos folios.

× ¿Cómo podemos ayudarte?